Dónde está Nápoles

Si hay una ciudad con gran riqueza cultural e histórica, aunada a su llamativa movida de las artes y variedad gastronómica, esa es Nápoles.

Es tal el  acervo de su centro histórico se encuentra, que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, (UNESCO, por sus siglas en inglés), la declaró Patrimonio de la humanidad.

Afortunadamente, los monumentos históricos, no han sido obstáculo, para un acelerado desarrollo urbanístico y económico de Nápoles, que la han convertido en una pujante metrópolis llena de modernos edificios e infraestructuras de avanzada.

Por estos contrastes tan pronunciados y por el potencial que esta ciudad tiene, Nápoles es considerado un polo de turismo obligado, tanto para los italianos, como para visitantes del resto del mundo.

 

Dónde está Nápoles en el mapa

Siendo la capital de la región de Campania y la provincia de Nápoles, existen tres puntos de referencia, que la convierten en un imperdible destino:

  • El Monte de Vesubio
  • Los Campos Flégreos
  • El golfo de Nápoles.

El Vesubio es una montaña que alcanza los 1.270 m de altura, coronada por un volcán que lleva ese mismo nombre, es de tipo activo y su última erupción fue en el año 1944 y su actividad actual, se limita a la producción de vapor, que surge desde las grietas al pie del cráter.

 Sirve de marca natural permanente, para ubicar la ciudad de Nápoles, ya que se encuentra a sólo  9 km al este de ésta y muy cerca del mar. Es fácil verlo desde el aire y desde la bahía, pues su imponente altura lo hace destacar.

Los Campos Flégreos, conforman una extensa caldera volcánica, ubicada en la Campiña italiana, específicamente a 9 Km al noreste de Nápoles y una parte importante se encuentra bajo el agua del golfo de Pozzuoli y otra en la superficie.

Esta zona mundialmente conocida por su importancia geológica, histórica y geográfica entre otros aspectos, también sirve de referencia para encontrar la ciudad de  Nápoles en los mapas.

En tercer lugar, el golfo de Nápoles, una parte del mar Mediterráneo que se adentra en la costa suroccidental de Italia, específicamente al Norte de la ciudad de Nápoles, en la región de la Campania.

Dentro de esta gran masa de agua, fácilmente ubicable y punto de referencia para ubicar la ciudad de Nápoles,  se encuentran las conocidas islas de  Procida, Isquia y Capri.

La hermosa y variada ciudad de Nápoles, se encuentra al sur de Italia y tiene entre una de sus características, ser la ciudad con mayor población en la región, albergando unos cinco millones y medio, de habitantes, incluyendo la zona metropolitana.

Ahora bien, si lo que buscas es unos datos de ubicación, realmente técnicos, veamos las coordenadas:

Latitud: 40°51′22″ N

Longitud: 14°14′47″ E

Altitud sobre el nivel del mar: 94 m

Qué visitar en Nápoles

Nápoles te ofrece, muchos sitios de interés, como la antigua ciudad de Pompeya, museos de arte, palacios, monumentos, basílicas, teatro, ópera y jardines, donde apreciar esculturas, arqueología, pinturas, música, ballet, en fin, el arte en general.

El senderismo y el montañismo, también son actividades muy populares entre los visitantes. Puedes tomar excursiones, que ofrecen personal especializado en guiar al turista, para que disfrute de la naturaleza en la zona.

Pero no todo es naturaleza e historia en Nápoles, ya que al ser una ciudad moderna, hay quienes también aprovechan para hacer compras en los grandes centros comerciales, donde prestigiosas firmas de la moda mundial, exhiben sus diseños; también en avenidas donde se puede conseguir manufacturas nacionales y mercados artesanales, que facilitan la adquisición de recuerdos y regalos autóctonos.

La gastronomía de Nápoles es una de las más  representativas de la cocina mediterránea y la misma se puede degustar, en cualquier parte, sea en la orilla de la playa, en restaurantes de lujo, en pueblos cercanos o en callejuelas escondidas.

Palacio real de Nápoles

Es menester destacar la importancia de visitar el Palacio Real de Nápoles, fastuoso edificio, que durante más de ciento cincuenta años que sirvió como residencia principal de la realeza y se encuentra en el corazón de Nápoles.

En el Palacio Real, se tomaron las decisiones políticas de mayor trascendencia para la época y allí se reunían los miembros de las fuerzas vivas de la región, para disertar acerca de las situaciones de su competencia.

Para llegar a él, puedes tomar una ruta de transporte público desde la estación central en la Piazza Garibaldi, todos los días de la semana, a excepción de los miércoles.

Será muy sencillo descubrir cuál es el edifico del palacio, pues su fachada esta flanqueada por las estatuas de  los ocho reyes que gobernaron Nápoles del siglo XII hasta la unificación de Italia. El interior del palacio, ha sido bien resguardado por las autoridades y en él se puede apreciar cada cuidado detalle de su esplendor.

En la actualidad, el Palacio Real, funciona como sede del Museo Histórico,  alberga parte de la Biblioteca Nacional de Italia  y recibe al público visitante.

Para conocer más a profundidad esta espectacular obra arquitectónica y artística, es recomendable que alquiles una audio-guía, especialmente si se te hace difícil entender el idioma italiano, que hablan los guías del museo.

Las opulentas escaleras dobles, construidas en  mármol blanco que conducen a la habitación real, son verdaderamente maravillosas y te llevarán a espléndidas estancias, con pisos marmoleados que hacen figuras; ornamentos de oro y bóvedas con relieves en el techo; también podrás observar un trono real, que data de 1850; y  tendrás la oportunidad de de visitar la Biblioteca Nacional.

Museo Arqueológico nacional de Nápoles

En el mismo plano de visitar monumentos arquitectónicos en Nápoles, un concejo valioso, es que visites el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles (MANN), el cual está asentado en una de las construcciones monumentales, de mayor relevancia en la región y se considera uno de los más relevante museos  de su género en Europa.

Este sitial lo ostenta el museo, pues en sus instalaciones, se encuentran importantísimas muestras, como  la Colección Farnesio, las colecciones pompeyanas,  colecciones borbónicas, entre otras.

Visitar el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles, es ya una aventura, por lo tanto, debe estar en todo itinerario vacacional.

Nápoles es un destino, que no debes dejar pasar, ya verás que no te vas a arrepentir.

¿Qué te ha parecido? Comenta!

comments