10 Consejos f√°ciles para que tu auto gaste menos combustible

En la actualidad, todos aquellos que tienen auto tienen una misma preocupación: el alto precio del combustible, por lo que muchos se ven en la obligación de buscar técnicas, para consumir menos y poder ahorrar más dinero. Si ya no quieres sufrir al respecto, a continuación explicaremos 10 consejos fáciles de hacer.

Los mejores consejos sencillos para ahorrar combustible

No cabe duda que una de las inversiones más importantes que hace una familia es la adquisición de un coche, estando detrás de la vivienda, por ello es que muchas personas se han propuesto tener alguno, pero lo que a veces no se tiene en cuenta es la cantidad de dinero que se debe gastar en uno.

Un coche no es cosa fácil, pues requiere de mucho mantenimiento, lo que se logra solo al gastar una gran cantidad de dinero y, por otro lado, el combustible que consume.

Estos son aspectos que no se pueden ignorar, ya que un con un mantenimiento descuidado, neumáticos con una presión inadecuada y más son muy perjudiciales.

Es por esa razón que a continuación te mostraremos los mejores 10 consejos que puedes practicar, pues son fáciles y eficientes en el ahorro y de esta forma consumir menos. Si los haces todos al mismo tiempo, mejores resultados obtendrás.

1.   Baja la velocidad al conducir

En lo primero que nos vamos a centrar es en la velocidad, ya que se considera la peor enemiga del consumo cuando se emplea de forma inconsciente, pues cuánto más rápido esté circulando el auto, más gasolina o diésel estará gastando.

Aunque esto parezca algo obvio, parece no ser un problema para muchos, quienes aman conducir velozmente.

Para entender el nivel de consumo, pongamos un ejemplo: conducir un coche con una velocidad a 140 km/h aumenta el gasto en un 30% más con respecto a conducir con una velocidad a 120 km/h.

Esto es un diferencial de consumos muy importante y que irá aumentando exponencialmente de acuerdo a la rapidez, no de forma directa.

Siguiendo con el ejemplo pasado, supongamos que es un viaje por autopista durante una hora, pero ahora con una velocidad a 130 km/h, la diferencia aquí es que ganará solo 5 minutos más que en una velocidad menor y también habrá gastado un poco más de dinero, ¿pero si el caso es de recorrer miles de kilómetros?

Para concluir, lo mejor es moderar la velocidad, de esta forma podrás igualmente llegar a tu destino, pero relajadamente, sin necesidad de someter al coche a un mayor desgaste e incluso se pueden evitar multas por exceso de velocidad.

2.   Planificar todas las rutas y horas de viaje

Este punto está muy ligado al pasado, ya que una persona que está llegando tarde al trabajo u otro compromiso, no puede pretender circular a baja velocidad, así que es necesario planificar las horas de salida, para llegar a tiempo a todo y las rutas que se van a tomar, para acortar el recorrido.

Puede ser que la organización sea lo último que pensemos como un factor que incrementa el consumo de combustible, pero sí se nota la diferencia.

Si eres de los que ha hecho un hábito el llegar tarde por cualquier motivo, si te organizas nadie notará que has demorado más del tiempo y si no recorres entre 4.000 y 5.000 kilómetros es probable que el ahorro sea de un depósito completo.

Para entenderlo mejor, imagina que debes hacer un viaje muy largo de cientos de kilómetros y puedes llegar por dos rutas: a través de una autopista o por autovías que combina carreteras nacionales. Si ambas tienen las mismas orografías, será mejor optar por las autovías, ya que se llega con una velocidad más moderada.

Es por ello que es necesario conocer las rutas por las que día a día debes circular, para llegar a tu destino. Escoge aquellas cortas o largas, pero que no tengan muchos atascos y memoriza la sincronización de los semáforos.

3.   No conduzcas de forma agresiva

Teniendo en cuenta los dos puntos pasados, no solo conduciendo con una rapidez menor hará una diferencia en el consumo, sino que se puede ahorrar aún más gasolina u otro si circula con más suavidad.

Esto no es más que evitar los acelerones y no revolucionar el motor hasta superar el límite; es decir, deja que la mecánica del auto consiga su temperatura por sí mismo, que solo tarda unos minutos y olvídate de dar pisotones al acelerador, para “acelerar el proceso”, pues lo que logra es revolucionar el motor y más encima gastar carburante.

Lo mismo es para al estar en marcha: no abusar de lo acelerones y de los frenazos al estar en la ciudad, así las pastillas de freno te lo agradecerán.

Algunos optan por circular con una marcha más larga en todo tiempo, pero si no te gusta, también puedes elegir solo acelerar de forma gradual y anticipar la conducción con respecto al entorno y tráfico, para emplear el freno motor.

4.   Tu mejor aliado: el freno motor

Como podrás notar, todos los consejos están ligados entre sí, ya que una conducción suave requiere de la anticipación, para lograr una conducción eficiente y eso no es más que saber en qué momento debes bajar la velocidad, pues está cerca un semáforo o una curva, dejando actuar al freno motor.

Son muchas las personas que no saben usar este elemento propio de todos los coches adecuadamente, sobre todo mientras están en las calles.

Con el freno motor puedes desacelerar suavemente sin necesidad de pisar de repente el freno, lo cual produciría un frenazo y estaríamos desperdiciando todo lo dicho anteriormente.

Para aprovecharlo, piensa en que un semáforo ha cambiado a rojo o hay tráfico que obstaculiza el paso y lo ves a doscientos metros, para irte deteniendo, no presiones más el acelerador, sino que deja que siga rodando con su misma velocidad, la cual irá bajando por cada metro.

De esa forma, cuando ya estés lo suficientemente cerca del paso de cebra, podrás pisar el freno con ligereza, ya que no será tan necesario y así ahorrar más combustible y desgastarás con menor rapidez el coche.

Al usar la retención del motor, la mecánica no puede inyectar ni la más mínima gota de combustible, aun cuando el cuentarrevoluciones supere las 5.000 rpm.

Esto es mejor aprovechado, tanto en bajadas prolongadas como en carreteras secundarias, donde hay poco tráfico y la gravedad está a favor de hacer avanzar al auto, además de que el conductor estará más seguro, pues el freno motor lo estabiliza en curvas y deceleraciones.

5.   Asegúrate de que los neumáticos tengan una presión adecuada

Un error muy frecuente es pensar que comprar unos buenos neumáticos de calidad, como los Michelin Energy Saber, bastará para circular bien y tener un mejor consumo, sin vigilar su presión en meses, lo que es un fallo total.

Los neumáticos que tengan una baja presión incrementarán el consumo de combustible sí o sí, además de que provocará que se desgasten de forma irregular, pudiendo afectar el comportamiento del vehículo.

Por esta razón es que siempre se deben llevar las ruedas con una presión recomendada para cada tipo según las indicaciones de su fabricante.

También puede ser que estén un par de décimas por encima, pero esto en algunos autos se sugiere tanto como la presión estándar, debido a que les aportará una mayor eficiencia en el consumo de gasolina o diésel; sin embargo, no se deben sobre inflar, solo aumentar alrededor de 0,3 o 0,4 bar.

6.   Las ruedas deben ser de baja resistencia a la rodadura

En esto se descartan todos los compuestos deportivos, que aportan mucha agilidad al ritmo del coche, pero su consumo es mayor. En caso de que tengas un modelo deportivo o te gusta circular con rapidez, dichos compuestos serían ideales, pero en este caso no.

Los neumáticos de baja resistencia a la rodadura logran minimizar el consumo del coche y con ellos podrás conseguir diferentes beneficios.

Uno de ellos es que tienen una durabilidad mayor a la media, por lo que tardarás más tiempo en tener que sustituirlos y el consumo se reduce a un par de décimas por 100 km.

Asegúrate de elegir buenos tipos. Su eficiencia se conoce en el etiquetado que tienen los propios neumáticos: unos B o unos C brindan un nivel de fricción más bajo.

Y, no te confundas, muchos creen que estas ruedas son un peligro, ya que tienen poca eficacia en el agarre en las carreteras mojadas por la lluvia, pero no es así.

7.   Quitar la baca del techo

Para aquellos que tienen el compartimiento de la baca en el techo de su coche, tienen la oportunidad de guardar allí equipaje para un viaje, pero en caso de que esto no se haga por un tiempo prologando, solo contribuirá con el malgasto.

Verdaderamente son muy prácticos durante viajes que son de muchos días o semanas, pero si no serán usados por un tiempo, lo mejor es dejar la pereza y desmontarlos si no está cumpliendo su función.

Cuando esto se encuentra en el techo, estará aumentando la resistencia aerodinámica, que supone un sobreesfuerzo del motor, para superarla y con esto se elevará el consumo de combustible. Esto aplica para todo tipo de compartimiento así, como hasta los cofres de techo, que son mucho peores.

Estos últimos pueden acrecentar el consumo del coche hasta un 20% más que las bacas, así que no se aconsejan a llevar todos los días.

8.   Cambiar de marcha cuando sea el tiempo

En la actualidad son muchos los coches los que cuentan con sistema de marcha automático, por lo que ellos no deben encargarse de hacer los cambios por sí mismo, pero no es recomendable no saber cuándo hacerlos.

Aun si tu auto tenga una mecánica automática, debes tener conocimiento sobre cuándo es el tiempo correspondiente para cada marcha.

La primera velocidad solo se debe usar por un pequeño periodo de tiempo, cuestión de segundos, ya que solo sirve para poner en movimiento el auto, así que no excedas con él, pues también consume más combustible.

Una vez lo hagas, debes cambiar con rapidez a la segunda y seguir haciendo los cambios que siguen sin revolucionar el motor en demasía.

Dependiendo del motor del vehículo tendrás que hacer el cambio en diferentes revoluciones, por ejemplo, en un motor diésel se debe hacer el cambio a la siguiente marcha cuanto este esté entre las 1.500 revoluciones, mientras que un motor de gasolina se debe hacer cuando el cuentarrevoluciones esté en las 2.000 o 2.500 revoluciones.

Existen dos formas de saber cuándo hacerlo: teniendo en cuenta las revoluciones que hace el motor con el cuentarrevoluciones o guiarte por la velocidad que alcanza.

9.   Mantener en buen estado la mecánica

La mecánica está compuesta por muchos elementos, los cuales deben ser vigilados, para que funcionen correctamente y mejoren el ahorro.

El estado de las bujías y de los filtros de combustible son muy importante en el rendimiento del coche, además de que son muy importantes en aquellos que se alimentan por gasóleo. También se deben realizar los cambios de aceites, que el fabricante se encargará de decir cuándo.

Esto, porque, tener un aceite limpio será siempre más beneficioso que uno que debía ser cambiado hace más de 5.000 km y sucio con residuos, para el rendimiento del motor.

Así se mantendrá una salud óptima, lo que se traduce en un mejor consumo de gasolina y prestaciones por parte de este.

Por otro lado, otro elemento esencial es el filtro del aire, debido a que tiene influencia directa en el consumo en cuanto al mantenimiento, pues se encarga de que todo el aire que entre en la admisión del motor no esté contaminado o sucio.

Este debe ser cambiado cada 30.000 km recorridos, ya que durante el proceso de filtrado, se termina obstruyendo y, con un flujo de aire obstruido, solo lograrás que el motor queme más combustible.  Así respirará libremente y empujará con más fuerza.

10.  Conoce qué hacer en invierno o verano

Es bien sabido que la calefacción del coche es, sobre todo, necesaria durante los días de invierno, cuando hay más frío, así que se puede usar sin problemas en los coches, pero no encenderla desde el primer momento, ya que no funciona como corresponde.

Este sistema funciona principalmente por el calor que el motor genera y, como ya se dijo con anterioridad, es un proceso que tarda unos minutos.

Si se usa desde antes que el motor agarre su temperatura, lo único que lograrás es mover el aire de forma inapropiada, lo cual generará un consumo de energía mal aprovechado.

¬ŅQu√© te ha parecido? Comenta!

comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies