7 Consejos para gastar menos en electricidad

La electricidad es uno de los servicios que más costosos de una vivienda, pues de por sí tienen un alto precio, además de que es muy usado durante todo el día, ya que en su mayoría los artefactos de una casa son eléctricos. Es por esta razón que es importante saber algunos consejos, que nos ayuden a consumir menos.

Comienza a ahorrar y gastar menos en electricidad

Para nadie es un secreto la gran preocupación que suponen las facturas de energía, ya que cada vez en un servicio que vale más dinero y por ende es importante conoce diferentes formas de ahorrar electricidad en el hogar.

En la actualidad hay varias prácticas que pueden ser muy útiles, para reducir con notoriedad el consumo de energía, lo que es beneficioso al bajar el monto a pagar.

Estas, además, son especialmente agradecidas por el medio ambiente, ya que contribuyen a su conservación, algo que parece estar más en peligro que nunca, por lo que nuestro grano de arena marca una diferencia, así que sea por cuestiones de hacer un uso consciente de los recursos o por presupuesto, a continuación mostraremos algunas recomendaciones para gastar menos.

Dar un uso consciente a los aparatos eléctricos

No hay al menos una casa que no tenga un mínimo de dos electrodomésticos y resulta que es de la gran mayoría de estos que proviene el gasto mensual de electricidad, por ello es tan importante saber cómo usarlos, para aprovecharlos de la forma más eficiente posible.

Por ejemplo, para ello debes comprobar que las puertas de la nevera y el congelador siempre estén cerradas, además de que asegúrate de que no haya mucha acumulación de hielo.

También debes asegurarte de que en la lavadora se usen solo programas cortos y con agua fría o, por el contrario, esperar a tener la cantidad de ropa para llenarla.

Lo mismo aplica con el lavavajillas, mientras que con la plancha lo que debes hacer es usarla en un nivel medio, nunca máximo y desenchufarla una vez termines de usarla.

Por otro lado, con el horno debes aprovecharlo todo lo que puedas apenas lo enciendas. Trata de preparar todas las comidas del día al mismo tiempo.

En el caso de los ordenadores, los televisores o equipos de audio, aun cuanto estos cuentan con un “Modo espera”, no te puedes fiar de ellos, ya que también suponen un enorme gasto energético, debido a que siguen consumiendo energía sin necesidad de usarlos.

Es por esta razón que lo mejor es apagar todo aquello que no se está usando en el momento, pero en el caso de los electrodomésticos pasados, no hay que desenchufarlos.

Comprar electrodomésticos que ahorren energía

Un factor primordial son los aparatos eléctricos que se usarán en casa, por lo que una estrategia que será eficiente al pasar el tiempo es invertir en electrodomésticos modernos, los cuales sean ahorradores en electricidad. Valen más que comprar uno de menor calidad, pero te ayudará más.

Está claro que es mejor gastar una sola vez por la compra de un artefacto costoso a pagar mensualmente una factura de electricidad elevada.

Para saber cuáles son los mejores, debes prestar atención a la etiqueta que estos traen incorporados sobre su eficiencia energética. La misma se comprende en una escala representada por categorías, las cuales van desde la letra A, siendo la más útil, hasta la G, que resulta ser la peor.

Comprar bombillas de bajo consumo

Otra forma de ahorrar más en electricidad es comprar bombillas de bajo consumo, las conocidas bombillas LED. Si bien es cierto que son más cara, son muy recomendadas, ya que tienen un rendimiento mejor, pues tienen una vida útil que supera las 10.000 horas y no emiten calor.

Ahora bien, a pesar del tipo de bombilla que puedas tener en tu casa, sea de bajo consumo o no, lo mejor es apagar las que no se están usando en salas. Siempre que salgas de una y quede totalmente vacía, apaga las luces.

Durante el día puede abrir las ventanas o sus cortinas, para sacarle el mayor provecho a la luz sola.

Contrata a un experto

Tener la asistencia de un experto en el hogar también es muy recomendable, ya que este se va a encargar de indicar sobre posibles fugas de aire que puedan ocurrir en las ventanas, así como si algún aparato eléctrico o si los calentadores presentan una falla, un dispositivo gasta más electricidad de lo normal y más.

De esta forma podrás solucionar dichos problemas a tiempo y no permitir que se reflejen en la factura con un precio elevado.

Ahora bien, es cierto que se debe gastar en primer momento una cantidad considerable de dinero, pero esto es lo mejor que puedes hacer, ya que es una inversión a largo plazo.

Aislar las puertas y las ventanas

Relacionado con el punto anterior, debes asegurarte de que todas las puertas y ventanas de tu vivienda estén bien aisladas, pues de esta forma estarás evitando que se escape por algún hueco el frío o el calor.

Existen varios métodos que puedes usar para lograr este objetivo, siendo el más práctico usar silicona, unas tiras acolchadas y un poco de masilla más pegamento, para aislarlo todo.

Otros métodos son el de colocar, tanto cortinas como alfombras, las cuales serán de ayuda para el aislamiento térmico de tu hogar.

Por otro lado, debemos resaltar la importancia de ventilar la casa de vez en cuando, por lo que también debes escoger el momento más adecuado para hacerlo.

Tomar duchas cortas

Todos somos amantes de las duchas largas con agua caliente, pues son muy relajantes, sobre todo por la noche antes de dormir, pero tienden a elevar de forma exponencial la factura de electricidad.

No te decimos que no te duches con agua caliente, pero sí que al hacerlo dures pocos minutos y no tardar más de 8 minutos dentro.

Otro truco está en bajar la temperatura del calentador de agua, que por lo general tiene una media predeterminada de 60 °C. Para ello se debe regular con agua caliente y un poco de fría, hasta ajustarla a 40 °C, que es lo adecuado, para ver notar un ahorro de dinero.

Evitar pre-acondicionar la vivienda

Mantener la temperatura ideal en la casa es de lo más agradable, regularla para cada estación del año es un gustazo, pero dejar encendidos todo el día el aire acondicionado o el calentador, para lograr este propósito, es la peor idea que hay, ya que aumentará sí o sí el recibo de luz.

Si quieres tener un buen ambiente, lo que debes hacer es encender alguno de estos equipos solo al llegar a la casa y permanecer allí.

Como último consejo, puedes aprovechar la nueva tecnología que se ha estado desarrollando en ellos. Algunos modelos pueden ser usados a través de una aplicación móvil, para ser encendidos en el momento justo.

Incluso puedes programar tus equipos cómo y cuándo quieras, de forma que solo funcionen en un tiempo determinado por ti. Mientras más cambios lleves a cabo de los ya mencionados mejor, puesto que así podrás ahorrar una cifra importante al año al pagar la electricidad.

¿Qué te ha parecido? Comenta!

comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies