Dónde está Bamako

 Bamako, es la capital de Malí, un estado africano que está ubicado en la zona oriental del continente, en el suroeste de Argelia.

Bamako es, un importantísimo puerto fluvial que se fundó a finales del siglo XVI y a partir del año 1960, es la capital de la república. Se encuentra ubicada a las orillas del río Níger, que es el tercero de mayor extensión de todo el continente africano.

En esta ciudad está concentrado aproximadamente el 70% de toda la producción industrial de la nación y en donde también se ubica la administración de todo el estado. Entre las mayores actividades y productos que suelen desarrollarse en la región están la pesca, la artesanía, manufacturas textiles y la fabricación de diversos metales.

Que ver en Bamako

Bamako

Bamako, realmente, no es una ciudad que llega a impresionar ya que es algo sucia, con cierto desorden, en donde existe muchas personas gritando y agitándose, predominando el polvo, y mucho calor… Pero indudablemente al final del camino te puedes dejar un souvenir bien particular.

Esta ciudad, no posee grandes cosas fascinadoras que hacer, ya que más que mirarla, lo más llamativo es su ritmo, su música, el sentarse en la calle a poder degustar la comida de su gente, que por lo general son muy amables y invitan a las diversas fiestas de la calle, o cuando existe alguna boda o bautizo, y que sabemos no dudarás en participar.

El río Níger.

Es el tercer río de mayor longitud de todo el continente africano, luego del Nilo y del Congo y que se inicia en Guinea, cruzando tanto a Mali como a Níger, antes de finalizar en el océano Atlántico.

En la ciudad de Mali, posee una función bien importante, ya que, con el deplorable estado de sus carreteras, o incluso su no existencia en algunos lugares, es el único medio de negocio y de comunicación entre los pueblos.

 

Este famoso rio pasa además de Bamako por Djenné, Ségou, Gao, Mopti, y la mítica ciudad de Tombuctú.

 

Además, por ser un país tiene demasiada sequía, es utilizado para bañarse, lavar ropa o incluso los utensilios de cocina, y que los niños lo usan para jugar y bañarse, además de que los pobladores lo utilizan para los riegos y los cultivos de arroz.

En diversas ciudades tales como Djenné o Mopti, te brindaran a dar un paseo por este famoso río, y que los más osados pueden acudir hasta la población Tombuctú en un barco, que son aproximadamente unos 5 o 6 días desde la ciudad de Mopti.

 

El mercado de Bamako.

Bamako es de por sí, un inmenso bazar en el que la mayoría de sus habitantes poseen cualquier cosa que ofrecer y en el que cualquier sitio es una excelente ubicación para llegar a improvisar algún puesto ambulante y vender mercancía.

No obstante, hay un sitio en el cual la compraventa, el mercadeo, el trapicheo y el intercambio son los protagonistas verdaderos y que no es que el Mercado Central, Gran Marche o el Mercado Rosa, nombres con los que también suelen llamarse al mercado principal de Bamako que, peculiarmente no posee un nombre de manera oficial.

La Cascada de Djendjé: un paisaje natural intacto.

A tan solo 16 kilómetros de Siby, que es la capital del Pays Manding y a una hora de Bamako, en una extensa pista de tierra bordeando el acantilado, y pasando los pueblos tradicionales en donde pareciera que el tiempo se ha detenido, están los bosques de mango y sus diversos arroyos divisándose la famosa cascada Djendjeni.

Esto realmente es un verdadero espectáculo de nuestra naturaleza, ya que en un bosque bien denso dominados por el sol se suele esconder un gran chorro de agua de unos 15 metros que forma una verdadera piscina del tipo natural con mucha agua limpia donde se puede incluso nadar con absoluta tranquilidad en un ambiente natural virgen. Simplemente inolvidable.

El arco Kamandjan

El arco Kamandjan es uno de los mayores atractivos a nivel natural de toda la comarca mandinga.

Este este fastuoso arco de piedra está ubicado en un denso bosque que pasa por delante de muchas cuevas, que alguna vez fueron usadas como refugio, que según la leyenda fue creado por el guerrero Kamandjan Camara, que fue mago y vidente al servicio de Mali Soundiata Keita, y que creó una extensa brecha en la roca con su poderosa espada mágica.

Este lugar es realmente algo “mágico”: no solamente por la grandeza de este fastuoso “monumento natural”, sino por la maravillosa vista que se disfruta desde la parte alta del bosque de mango y en la colina llamada Kamale, además por los diversos adivinos que practican leer el futuro en la arena y de los animistas que hacen sacrificios de animales con el fin de ganar la buena suerte. Es un sitio realmente asombroso.

Descarga nuestra app para conocer más lugares para visitar


¿Qué te ha parecido? Comenta!

comments