¿Cuánto consume un televisor al mes?

Entre los medios de comunicación, la televisión se presenta entre los más consumidos después de internet, y es que prácticamente resulta imposible encontrar un hogar que no incluya al menos uno de estos electrodomésticos. La pregunta es ¿Qué tanto influye su uso en la factura mensual de la luz?

Televisores: el consumo mensual de luz muchas veces injustificado

Por media, los españoles dedican al menos 3 horas del día a ver televisión, tiempo que se incrementa en fines de semana y acontecimientos puntuales. El problema es que hablamos del tiempo que permanece encendido, no necesariamente del que se disfruta algún contenido en sus pantallas.

Uno de los malos hábitos en torno al uso del televisor es el de emplearlo como forma de “acompañamiento” o para “generar ruido”, acción que a simple vista parece inocente cuando en realidad puede representar un importe considerado en la factura mensual.

¿Cuánto consume un televisor al mes?

El consumo mensual del televisor depende del modelo

De la misma forma que sucede con el resto de los electrodomésticos, el consumo de un televisor varía según el modelo, y es que incluso del mismo tamaño, encontramos disparidades entre fabricantes especialmente si las tecnologías de fabricación son diferentes, teniendo así:

  • Televisores LCD: con un nombre proveniente del acrónimo de Liquid Crystal Displayo pantalla de cristal líquido en español, son equipos que demandan mínimas cantidades de electricidad para funcionar, afectando poco el importe final del servicio eléctrico.
  • Televisores de plasma: generalmente es la tecnología que acompaña a los equipos de gran tamaño, diferenciándose de los LCD al ofrecer mayor nitidez en los colores a cambio de un 30% más de consumo de electricidad.    
  • Televisores LED: si bien constan de una pantalla LCD la luz emitida es de tipo LED, haciendo que al igual que sucede con las bombillas, garanticen un consumo más eficiente

¿Cuáles son los televisores que consumen menos?

a grandes rasgos, el consumo de un televisor LED es 25% menos respecto a uno LCD y hasta 40% menos si lo comparamos con un equipo del mismo tamaño que integre pantalla plasma.

De ello entendemos que si lo que queremos es la mejor opción para  comprar un nuevo televisor, la tecnología LED ofrece la mayor ventaja, al menos en lo que en consumo energético se refiere.

No obstante, exceptuando que la tele permanezca encendida día y noche la solución al consumo de energía está en la configuración y el contenido a disfrutar, no en sí en el propio equipo,

Por ejemplo, si colocamos nuestro plasma en modo cine, rebajamos el consumo debido a que el brillo desciende a niveles medios, contrario a tener un LED o LCD e incrementar la retroiluminación a 80 y en modo estándar o dinámico, donde el gasto de energía se iguala al de un plasma del mismo tamaño.

Consejos para reducir el consumo mensual de un televisor

Adicional a la evidente recomendación de limitar el uso de la TV a los momentos que verdaderamente podemos dedicar a disfrutar del contenido existen una serie de pautas que contribuyen a minimizar el impacto que genera en el importe mensual de la luz:

  • Disminuir el brillo, ahorrando energía y cuidando nuestra visión
  • Evitar usarlo para generar ruido o método de acompañamiento
  • Programar el autoapagado ante la posibilidad de quedarnos dormidos
  • Reemplazar equipos viejos por modelos eficientes, recomendándole invertir en tecnología LED.

Finalmente no olvidemos el consumo “fantasma” de energía, exceptuando los modelos que cuentan con interruptor corta corriente, el verdadero ahorro está en desconectar el equipo, de lo contrario seguirá activo en modo stand by. 

┬┐Qu├ę te ha parecido? Comenta!

comments