¿Dónde está Bergamo?

Bergamo se localiza en Italia; específicamente en la región de Lombardía, a sólo 60 kilómetros al noreste de Milán.

Bergamo, ubicada justo en el centro de la región lombaria, se divide en dos sectores muy bien delimitados, la ciudad baja y la ciudad alta, o como se dice originalmente  en italiano Cittá Alta y Cittá Bassa. Ambas sectores tienen su encanto, el cual no es ajeno al estilo típico italiano, con muchos lugares para comer, una arquitectura bien definida y con aires medievales y calles adoquinadas con terrazas y mucha actividad, tanto en el día como en la noche. Bergamo también ofrece buena comida y buenos vinos, así que es un destino completo donde sea que viajes en pareja, con amigos o en familia, podrás encontrar actividades para todos los gustos.

Dónde está Bergamo

Por su maravillosa ubicación geográfica, Bergamo es una ciudad a la que puedes ir desde Milán.

Límites de Bergamo

  • Norte: limita con los municipios Sorisole y Ponteranica
  • Sur: limita con los municipios Lallio, Orio al Serio y Azzano San Paolo
  • Este: limita con los municipios Gorle y Seriate
  • Oeste: limita con los municipios Curno y Curnasco.

Milán se localiza a menos de 60 km de Bergamo, y hay diversas rutas para ir desde una ciudad a otra; el trayecto dura alrededor de una hora, así que puedes ir a Bergamo y regresar el mismo día.

Que son la Cittá Alta y Cittá Bassa?

La llamada ciudad alta de Bergamo o Cittá Alta, es el área que atrae más miradas en la región, colocada sobre una colina y rodeada de gruesas murallas que rememoran antiguas épocas en las que fue sometida por el león de San Marco.

La citta alta corresponde a la parte de mayor antigüedad de Bergamo, cuenta con edificios de alta importancia histórica, además de palacios y atracciones turísticas importantes.

Mientras que la Cittá Bassa es donde actualmente se ha desarrollado el área residencial, comenzando a crecer a principios del siglo XX, en ella se encuentran diversos negocios, restaurantes y amplios boulevards para que los transeúntes puedan recorrerlos a pie mientras se distraen.

Ambas partes de la ciudad se encuentran comunicadas por un funicular o tranvía, que resulta ser uno de los más antiguos de Italia y que va de una parte de la ciudad a la otra en tan solo 5 minutos.

Qué ver en la Citta Bassa

Citta Bassa es el área de la ciudad que representa la zona más moderna; comenzó a edificarse a comienzos del siglo XX, y en ella se pueden observar elegantes edificios.

El sector más atractivo de esta área se llama ‘‘porta nuova’’ y es donde se ubican gran parte de los negocios de la Citta Bassa; además, hay numerosos bares dónde despejar la mente tomando una divina copa de vino, boutiques para ir de shopping, y restaurantes en donde puedes encontrar la más deliciosa comida típica italiana.

Su avenida más conocida lleva por nombre la vía roma aunque también es conocida como la Viale Vittorio Emmanuele; esta avenida se extiende desde el frente de la estación ferroviaria hasta la parada desde donde parte el funicular que nos lleva hasta la citta alta.

En la viale Vittorio Emmanuele también podemos encontrar otros lugares de mucha calidad turística como el teatro Donizetti que es el teatro más importante de la ciudad; la Iglesia Maria Inmaculada de LasGgracias, la Plaza de La República, entre otras cosas.

Qué visitar en Citta Alta

Es realmente la principal atracción turística de Bergamo, siendo el área más antigua donde sus calles empinadas están hechas con adoquines de piedras, por lo que siempre recomendamos que lleves zapatos cómodos, entre los lugares que podrás visitar en Citta Alta puedes ver. 

Piazza Vecchia

Cuyo nombre se traduce como plaza vieja, es el centro neurálgico de Bergamo, casi todas las calles y callejones de la ciudad nos conducirán hacia esta plaza, resulta un espacio al aire libre de una belleza encantadora, con palacios medievales y también con estilo renacentista.

También podemos encontrar la bellísima Fontana dei contarini que es de la época de la dominación veneciana.

Pero lo más resaltante de esta plaza es la vida que podemos apreciar en ella, el flujo constante de personas que van y vienen, es una grata experiencia sentarnos en un bar o café de los alrededores de la plaza y dejarnos envolver por el ambiente de su gente por un rato.

Palazzo della Ragione

Es uno de los palacios del medioevo que se destacan en los alrededores de la plaza vieja, construido en el siglo XII resalta por ser el ayuntamiento de mayor antigüedad de toda Italia. Actualmente en sus salones se suelen presentar algunas obras de teatro y exposiciones artísticas. Además de que algunas oficinas del ayuntamiento local siguen funcionando allí.

El campanón

También llamada la torre cívica, es uno de los iconos que representan la imagen de  Bergamo. Su construcción data del siglo XII para ser parte de la sede del gobierno regional, además de albergar la prisión de la localidad. Cada noche a las 22:00 horas la campana de la torre suena 100 veces en honor al viejo toque de queda.

La citadella

Se trata de un grupo de palacios edificados a mitad del siglo XIV para ser el principal cuartel militar de la zona, lo que más llama la atención de estas construcciones es su elegancia, ya que nos trasladan a los tiempos de poderío e imponencia q llegaron a tener.

Actualmente en estos palacios se encuentran dos importantes museos que no debes dejar de visitar, como lo son: el museo de ciencias naturales y el museo cívico arqueológico. 

La Basílica de Santa María Mayor

La basílica de Santa María Mayor es técnicamente el monumento de mayor importancia en Bergamo, fue construida por todos los ciudadanos en el año de 1135 por una promesa realizada a la Virgen María durante la Pestilencia.

Aunque su fachada es muy delicada en toda su construcción, lamentablemente no da chance de ser admirada en su totalidad de una sola vez debido a la cercanía con los edificios que se encuentran a su alrededor, por lo que para poder disfrutarla debes hacer una caminata por el perímetro.

En el interior de la basílica  podemos admirar toda la belleza que nos plantea su cúpula octogonal, sus decoraciones y tapices florentinos del siglo XV y XVI.

Qué comer en Bergamo

Bergamo nos ofrece una amplia variedad de platillos deliciosos, en la ciudad se encuentran muchos restaurantes y trattorias donde podemos consumir especialidades gastronómicas a precios bajos.

Entre los platos más interesantes que puedes degustar en Bergamo debes probar los populares Casoncelli alla bergamasca que constan de un plato de ravioles de carne con salame, peras y uvas pasas.

La polenta alla bergamasca es otra de las recetas típicas de la zona, y se trata de una torta salada de harina de maíz; en cuanto a los postres, el dulce más conocido de la región que lleva por nombre Polenta e Osei, es una torta de crema de chocolate, mantequilla, nueces y ron, recubierta con masapan amarillo.

¿Qué te ha parecido? Comenta!

comments