Elden Ring: ┬┐Puedes cambiar la dificultad?

El nuevo IP de From Software es una realidad, reuniendo los atributos suficientes para convertirse en el juego del año. La pregunta es ¿además de imprimir el sello de dificultad distintivo de la desarrolladora, incluye la posibilidad de modificar la intensidad del desafío?      

¿Es posible modificar el nivel de dificultad en Elden Ring?

No cabe duda, From Software tiene la fama de castigar en sus juegos, basta echar un vistazo a cualquiera de los títulos del subgénero desarrollados para palpar la intensidad de los desafíos a los que deben enfrentarse los jugadores; sin embargo, todo apunta a que con Elden Ring rompe el esquema.

De acuerdo a las declaraciones de su propio director Hidetaka Miyazaki, el esperado PGR de acción promete hacer sentir bienvenidos a los jugadores, sin renunciar a la esencia de un nicho de juegos caracterizados por desafiantes combates y exacerbada dificultad.

Si bien en lo visto hasta ahora de la desarrolladora, la recompensa es proporcional a las exigencias del juego, la frustración era inevitable, aspecto que posiblemente desencadenara la decisión de mejorar la jugabilidad y ponerle las cosas un tanto más sencillas al jugador.

Entonces, ¿la dificultad en Elden Ring modificable?

En Elden Ring las emociones no se hacen esperar entre explorar las dimensiones de un colosal mundo abierto, derrotar jefes descomunales y evitar ser aniquilados a manos de grotescas bestias, dando lugar a una evidente intriga ¿podemos disminuir la dificultad?

Lamentándolo mucho la respuesta a la interrogante es un no rotundo, Elden Ring comparte con los títulos predecesores del subgénero Soulsborne –exceptuando Dark Souls 2 que plantea una manera diferente de facilitar la experiencia– la imposibilidad de modificar el nivel de dificultad.

Una única dificultad, pero con mecánica mejorada

Lejos de las suposiciones de muchos, la configuración que el nuevo IP de From software trae predeterminada no puede ser cambiada, por lo que repitiendo el patrón de los clásicos Soulsbornes, no queda más que aprender de las experiencias para labrarnos camino sin alternativa de rechazar la dificultad.

 

Sin embargo, no todo está perdido, la mecánica del juego y su naturaleza de mundo abierto, inclina la balanza a favor de partidas más llevaderas, ofreciéndonos opciones como espíritus personalizables, agacharse o el sigilo.

La incorporación de estas innovadoras opciones, junto a juego menos lineal, disminuye lo abrumador de los combates, favoreciendo la exploración de las diferentes áreas sin riesgos de quedar atascados en un jefe o enemigo demasiado complejo de derrotar.

Otro aspecto no visto en Souls anteriores es la posibilidad de ver uno de los múltiples finales que el juego ofrece sin derrotar a todos los jefes o seguir un orden específico, dejándonos en libertad de elegir los retos que queremos asumir y cuándo hacerlo.

Conclusión

De acuerdo a ello, ante la imposibilidad de cambiar la dificultad, la única opción que nos queda es buscar ayuda en las guías dedicadas al juego, o simplemente, asumir el desafío aprendiendo de los propios errores y lidiando con la frustración.

Si la paciencia no es tu fuerte, no dudes en estar pendiente de las continuas guías que ponemos a disposición, cada una cargada de información estratégica, trucos y consejos que facilitarán tu aventura mientras exploras el brutal y oscuro mundo de Lands Between.

┬┐Qu├ę te ha parecido? Comenta!

comments