D贸nde est谩 Ginebra

Ginebra es una ciudad de Suiza, en Europa Central; se localiza muy cerca de la frontera con Francia, específicamente en las nacientes del río Ródano, el cual atraviesa Francia y Suiza.

Ginebra es conocida por ser la sede principal de todas las reuniones diplomáticas y financieras  de Europa y el mundo, ya que aquí se encuentran muchas de las organizaciones internacionales, siendo las más famosas,  la sede de  la Organizaciones de las Naciones Unidas (ONU) y la Cruz Roja.   Además, esta ciudad es ocupa el noveno puesto en la lista mundial de competitividad del índice Global de Centros Financieros.

ginebra-1

Esta hermosa ciudad Europea, ha sido nombrada como la capital de la paz, y es considerada una de las ciudades más costosas del mundo. ¿Quieres conocerla? Dar un paseo por Ginebra es una gran experiencia, pues aunque no es la típica capital europea, esta ciudad tiene mucho para contar y cuenta con edificios de interés cultural mundial. Su protagonismo global la hace ser unos de esos sitios imperdibles que debes conocer en la vida. Como es de esperar en Suiza, el buen chocolate, relojes de alta gama, deportes de nieve y museos espectaculares son un común denominador en Ginebra, por lo que no te darás abasto con tantas cosas por hacer y sitios por ver durante tu visita.

A continuación, te dejamos información acerca de qué ver y hacer en Ginebra y útiles consejos para que planifiques un viaje extraordinario a esta joya suiza.

¿En qué continente está ginebra?

Esta ‘ciudad de la paz’ pertenece al continente europeo. Se encuentra ubicada en Suiza;  específicamente en el extremo occidental suizo, colindando con Francia, por lo que para muchos es la ciudad suiza más francesa. Ginebra es la segunda ciudad más poblada de Suiza y se localiza en las nacientes del río Ródano, en el Lago de Ginebra, el lago más grande de la Europa Occidental.

La influencia cultural que la ciudad recibe de Suiza y a la vez de Francia la hacen ser un destino muy interesante y un punto medio para disfrutar tanto de la cultura francesa como de la suiza, lo que implica que su historia, su arte, su riqueza arquitectónica y su gastronomía son únicas y tienen lo mejor de ambos países. Quizás, sea precisamente eso lo que la hace ser una ciudad segura y la base de operaciones de grandes organismos de talla internacional.

Qué ver y hacer en Ginebra

Museos únicos en el mundo

Ginebra es conocida por su historia, su arte tan peculiar y sus múltiples organismos internacionales; pues bien, esto está muy presente en sus atracciones turísticas por lo que cuenta con museos únicos que te invitamos a conocer. El Museo del Arte y la Historia y El Museo del Reloj son dos museos muy populares, pero además, está el Museo Internacional de La Cruz Roja y La Media Luna Roja, el Museo Pattek Philippe,  el Museo y Biblioteca de la Fundación Bodmer y el Museo Nacional de La Reforma. Si te preguntas cuál de estos debes visitar, pues la respuesta es complicada, porque cada uno de ellos ofrece un estilo diferente y cuenta con colecciones únicas e información que no encontrarás en museos similares en otras partes del mundo, así que mejor ¡visítalos todos!

Catedral de Ginebra

La Catedral de Ginebra, también llamada Catedral de Saint-Pierre, pertenece a la Iglesia Reformada Suiza incluyendo una eclesiástica mezcla de estilos gótico, renacentista y necoclásico; esta hermosa catedral fue adoptada por Juan Calvino, quien fue un líder en la Reforma Protestante.

La catedral se divide en 3 edificaciones; un área dedicada al uso eclesiásticos y culto funerario, y las otras 2 estructuras que han sido destinadas para usos diferentes, como la enseñanza eclesiástica y sacramentos. La Catedral de Ginebra es una maravillosa obra de arte del Siglo XII que fue protagonista del sentir religioso en la Europa de esa época; no visitarla sería ignorar uno de los iconos de la ciudad de Ginebra y de toda Suiza.

Si buscas vistas espectaculares de Ginebra, subir a la torre norte de la catedral te dará lo que buscas, pues al ascender sus 157 escalones encontrarás una gran recompensa, con vistas únicas y hermosas de la ciudad.

Le jet d’eau genève (Chorro de Agua)

Es una de las fuentes más grandes del mundo, y es producto del Lago de Ginebra; la fuente funciona con 2 bombas de agua que logran que este chorro de agua pueda alcanzar una altura de más o menos 140 metros.

Aquellos visitantes que se encuentren en el muelle de piedra y no conocen el chorro de agua pueden verse sorprendidos al ser empapados por el mismo, pues según la dirección del viento, el agua moja a quienes andan paseando por el muelle. Sí, un espectáculo muy divertido del que saldrás empapado de agua.

Lo interesante de este imponente chorro de agua es que cuando se creó tenía fines hidráulicos, aprovechando el agua del lago, pero como fue tan atractivo para locales y turistas, fue mejorado estéticamente al punto en que es un emblema de la ciudad.

Palacio de las Naciones Unidas

El Palacio de las Naciones es un edificio construido en el centro del Parque Ariana, convirtiéndose en 1966 en la Sede Europea de las Naciones Unidas, siendo la segunda sede más importante del mundo. Cada año se celebran alrededor de 8000 reuniones en este palacio, y al menos unas 600 conferencias importantes.

Este palacio alberga cada año al menos 10.000 visitantes en las zonas que son accesibles para todas las personas. El palacio se localiza en un barrio muy importante de Ginebra, el Barrio Internacional, así que allí no sólo deberás visitar el palacio, sino recorrer sus calles y disfrutar de las fachadas y tiendas de este interesante barrio.

Afuera del Palacio de Las Naciones Unidas hay una emblemática silla, un monumento muy peculiar que llama la atención por ser una silla partida, conocida en inglés como Broken Chair, la cual simboliza la discordia entre los países. Esta silla es un icono del palacio, así que toma algunas fotitos con ella.

Gran Teatro de Ginebra

Es uno de los edificios más imponente de suiza y uno de los más impresionantes, fue inaugurado en 1876 y un incendio lo destruyo en 1951, después de muchas renovaciones volvió a abrir sus puertas en 1962.

Reloj de Flores

Un viaje a Suiza sin relojes no estaría completo, así que date un paseo por el pintoresco Reloj de Flores, el cual está sincronizado de forma satelital y siempre tiene una decoración distinta; los relojes son un distinto suizo, así que admirar este, de flores, te hará entender un poco más el arte de la relojería.

El Reloj de Flores fue creado para rendir tributo a la industria relojera del país. Tiene al menos unas 6.500 plantas y flores de todo tipo, que cambian dependiendo de la temporada del año en que se encuentre.

Complementa tu visita paseándote por las grandes tiendas de relojes de lujo de Ginebra.. no importa si no tienes para comprar.

Quartier des bains y Carouge

Quartier des Bains y Carouge son dos de los barrios más artísticos de Ginebra; ambos poseen tiendas, galerías de arte contemporáneo, mercados, bares, casas pintorescas y coloridas y sitios para el ocio donde podrás pasar un día estupendo. Cada barrio de la ciudad tiene un estilo y una temática en particular, así que al recorrerlos cada uno notarás que el arte es el centro de atracción en estos dos barrios.

Museo Etnográfico de Ginebra

Los museos son muy diversos en la ciudad; aunque uno de los más visitados es el museo de relojes de Patek Philippe, por su lujo, esplendor y elegancia en los relojes, también puedes encontrar muy interesante la colección, historia e información que te brinda el Museo Etnográfico de Ginebra, donde aprenderás podrás ir hasta el siglo XIII y regresar al siglo XX, pasando por acontecimientos importantísimos de los cinco continentes.

Lago Lemán

El Lago Lemán o Lago de Ginebra es un tesoro acuático para Ginebra por lo que no te vendría mal pagar un paseo en barco por sus aguas y así poder admirar las ciudad desde otros puntos;  hay muchas ofertas de viaje en barco por él, así que no lo pienses dos veces y aventúrate a recorrer Ginebra también por vía acuática.

La Jonction

La Jonction es como una playa; obvio, no es una playa como las que estamos acostumbrados, pero es un ambiente con aires playeros formado por los dos ríos más importantes de Ginebra, el Ródano y el Arve. Este sitio cuenta con muchas tiendas pequeñas donde hallarás todo lo necesario para un día de playa, así que anímate y veta a pasar la tarde allí.  El ambiente es ameno, movido, hay múltiples actividades que puedes practicar y podrás beber y comer y oír buena música.

Otro sitio similar a ‘esta playa’ es Bains des Paquis, en el muelle antiguo del barrio des Paquis; este sitio es perfecto para darte un baño, tomar sol (si corres con suerte), hospedarte y probar deliciosos platillos suizos, pues cuenta con muchos bares y restaurantes para que tengas de dónde escoger.

Ajedrez gigante

Parc des Bastions es otro lugar imperdible en Ginebra; destaca porque en él está el muro de los reformadores y también un ajedrez gigante. Puedes entretenerte viendo a personas mayores jugando con estas piezas enormes de ajedrez y, por qué no, echar una partida con ellos.

En cuanto al Muro de Los Reformadores, este icono de Ginebra se localiza en el centro del parque y fue construido en el siglo XX para honrar a los valientes de la Reforma Protestante; se trata de un muro inmenso que tiene unos 100 metros de largo y casi 10 metros de alto, con estatuas o esculturas de Calvino y otros reformadores. El muro es tan importante para los protestantes como el Muro de Los Lamentos para los judíos, así que vale la pena ir a contemplarlo.

Excursión al Monte Saleve

El Monte Saleve es uno de los destinos cercanos a Ginebra más conocidos; la gente que visita la ciudad se aventura a cruzar hasta territorio francés para subir a este monte y practicar actividades al aire libre, caminar, relajarse y tener un poco de ambos países en una misma aventura. Te recomendamos pagar una excursión hasta el Monte Saleve y así disfrutar de vistas hermosas del Lago de Ginebra y de la ciudad.

Puedes subir al monte a través del teleférico de Ginebra; hay autobuses que te llevan hasta donde salen los teleféricos y luego allí te montas en una cabina hasta la cima, a unos 1200 m.s.n.m., en un viaje de apenas unos 4 minutos. Las vistas de Los Alpes franceses es fenomenal, sobre todo si subes cuando no es invierno, pues el día está más despejado y podrás admirar los paisajes con mayor facilidad; durante los meses de noviembre y diciembre el teleférico no está abierto al público.

Un verano en Ginebra

Si viajas a Ginebra en verano, debes saber que hay mucho por hacer en la ciudad; puedes pedalear un bote o pescar, hacer cruceros por el Lago de Ginebra, hacer rafting, ir al Monte Saleve o visitar algunas playas y balnearios, como la playa Les Rocailles o Plage de la Savonniere.

Queso y chocolate

Sí, estimado lector, no puedes tener un viaje perfecto a Ginebra si dejas atrás el queso y el chocolate; al igual que la magia de los relojes, el chocolate y el buen queso suizo es parte de la cultura citadina. Los bombones de chocolates, conocidos como pavés son una deliciosa suiza que te dejará agua la boca. La tarta de chocolate es también un común en los restaurantes, así que come todas cuantas puedas.

En los famosos almacenes Manor hallarás secciones interminables de chocolate suizo, así que ve y pasa horas comprando chocolate para ti y para tus seres queridos. El fondue y el queso gruyere también son dos delicatessen en Ginebra obligadas.

Si deseas platillos únicos y deliciosos, probar trucha en tempura, pescado de cualquier tipo o pulpo podría hacerte saborear el toque elegante de la gastronomía suiza.

Visitar Ginebra en invierno

Si vas a Ginebra en invierno, las actividades que puedes practicar cambiarían a una visita típica de verano; podrías montarte en un globo de aireo aerostático, esquiar, almorzar en un crucero por el lago y pasar la tarde en algunos bares del barrio bohemio de Carouge. A esto, agrégale buenas tazas de café y chocolate con crema, quesos y vistas al lago. Sí, un escenario e invierno perfecto al mejor estilo suizo, y sin dejar atrás los mercadillos navideños, pues la ciudad es famoso por contar con diversos mercados de navidad donde comer, beber y comprar productos locales o souvenirs es una actividad fabulosa para cualquier turista.

En Parc des Bastions se realiza uno de los mercadillos más antiguos y populares de la ciudad; también destaca el mercado de Carouge y el de Montreux.

Ginebra en 3 días

Ahora, tenemos para ti una serie de recomendaciones para que conozcas Ginebra en 3 días, aunque desde ya te alertamos que querrás pasar más tiempo en esta mágica ciudad; sin embargo, la mayoría de turistas que están haciendo un tour por Europa toman tres días para esta ciudad suiza antes de pasar hacia Francia. ¿Qué ver y hacer en Ginebra en 3 días? ¡Aquí nuestra lista de imperdibles!

  • Día 1: Visita Maison Tavel, pues así te sumerges en el arte, la historia y los pensamientos más intensos que alberga el Museo de Historia Urbana. Luego, sigue a la Catedral de Ginebra y al Parc des Bastions. En la tarde, ve al Museo de Pattek Philippe. Por la tardecita, acércate al reloj de Flores y termina tu día por allí, cerca de las orillas del Ródano.
  • Día 2: Lago de Ginebra es tu primera visita al segundo día, donde podrás observar El Chorro de Agua y pasear por su muelle de piedra. Visita también el Parc de la grange y el Palacio de las Naciones Unidas.
  • Día 3: como es tu último día en Ginebra, debes ir de compras, visitar barrios de ocio, como Courage, e ir a la playa. Si lo deseas, un crucero por el lago para almorzar, sería fenomenal. En la mañana, ve al Bains des Paquis y ya por la tarde, dirígete a rue de paquis o rue de Mont Blanc para ir de compras. Algunas cosas que puedes comprar son navajas suizas, quesos, chocolates, objetos de cuero, vinos y algo de ropa.

Datos importantes

En Ginebra se habla francés, pero si hablas inglés, no tendrás problema para comunicarte; la moneda es el franco suizo, pero también puedes pagar en euros o pagar con tu tarjeta en euros.

Si estarás varios días en la ciudad, para que te ahorres algo de dinero, mejor comprar la Geneva Pass, pues así tienes acceso casi ilimitado a la mayoría de lugares importantes; esta tarjeta está disponible para 24, 48 y 72 horas, y te aseguramos que te ahorrarás mucho con ella.

Para ir desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad, puedes tomar un tren en la estación central de trenes, la cual está justo en el aeropuerto. El viaje es cómodo y gratuito para todos los turistas. Para movilizarte dentro de la ciudad, puedes hacerlo a pie, en tren o en tranvía; alguno recorren algunos barrios en bici, pero si quieres ir más lejos, esta opción no es viable. En el hotel se suele dar una tarjeta con la que podrás acceder al transporte público de manera gratuita.

Existen paquetes de autobuses turístico o tren panorámico, por sólo 45 €, con los que disfrutarás de la ciudad y sus lugares más icónicos; si deseas practicar deportes de montaña o nieve, entonces te toca pagar un tour hacia Chamonix, un mágico pueblo perfecto para actividades invernales y deportes al aire libre. Un tour de este tipo cuesta un poco menos de 95€, pero te aseguramos que tendrás una experiencia inolvidable.

Si lo deseas, de forma online puedes pagar un tour en español en Ginebra, pues así aprovechas mejor tus visitas a los sitios históricos; este tipo de tour son económicos y te guían para sacarle más provecho a tu viaje. También, si deseas más comodidad, te recomendamos alquilar un coche para tu estadía.

 

驴Qu茅 te ha parecido? Comenta!

comments