¬ŅPor qu√© es importante BIM?

El futuro ya está aquí, el futuro de la construcción es hoy y se llama Building Information Modeling (BIM), una metodología donde los proyectos de construcción se desarrollan en un entorno de trabajo integral y colaborativo en tiempo real. Se trata de una metodología donde todos los involucrados pueden conocer su nivel de desarrollo y aportación, lo que permite obtener eficiencia, evitando duplicidades, colisiones y conflictos. Optimizando recursos, reduciendo riesgos y garantizando siempre el mejor resultado en todas las fases del clico de vida del proyecto.

Este hipotético futuro es ya una realidad tangible debido a que BIM supone tanto para gestores de proyectos como para clientes, técnicos, proyectistas y constructores, una novedosa metodología de trabajo en la industria de la construcción que combina la forma de comunicarse y trabajar, de diseñar y de construir, de gestionar y de habitar, exitosamente.

BIM es más que una herramienta digital que debe concebirse como un nuevo paradigma, representa la transición hacia una auténtica revolución en el mundo del modelado de información de la construcción que persigue un esquema integrador. Sin embargo, queda por delante un apasionante camino de divulgación, formación e implementación y mejora de procesos, enfocado a los diferentes retos que enfrentan los profesionales del sector. ¡Pues, el futuro está aquí y está en tus manos ser parte de él!

Cada vez más empresas de diseño, construcción y gestión apuestan a BIM como muestra de su compromiso con la innovación; los fabricantes ofrecen productos BIM y ya se cuenta con muchos profesionales BIM Manager.

¿Por qué es importante BIM?

¿Por qué para muchos BIM no funciona?

BIM no funciona para aquellos que solo lo ven como un software o cualquier otra plataforma de las muchas que hay en el mercado. Para los que piensan que es una herramienta o un programa informático que permite modelar una construcción y para mostrarla a sus clientes para deslumbrarles. Todo eso está lejos de lo que realmente representa la metodología BIM.

El ecosistema BIM admite muy bien a otras aplicaciones para el modelado, como Autodesk Revit Architecture. Por lo que se puede afirmar que Revit forma parte de BIM, pero BIM no es Revit ni ninguna otra herramienta.

Este método de trabajo que se define en el contexto de la cultura colaborativa y de la práctica integrada, supone una profunda transformación que afecta a todos los procesos de planificación, diseño, construcción virtual y explotación, y que se está imponiendo sólidamente en el ámbito nivel nacional, europeo y mundial.

BIM, una construcción inteligente

El impacto de la transformación digital no sólo afecta a lo que construimos sino también a nuestro entorno o dónde trabajamos. Gracias a la tecnología BIM que utiliza un modelador de construcción paramétrico tridimensional que permite modificar los planos de diseño en tiempo real y ver el cálculo y propagación automático en todo el modelo, se avizora una mayor calidad y rentabilidad de los proyectos.

BIM también es exitoso en su aplicación al diseño vial, donde integra toda la información (geológica, hidrológica, geotécnica, ambiental, arqueológica, etc.) en un modelo 3D del terreno, y desarrolla el diseño preliminar de una vía, visualizando su interacción con el entorno. Pero eso no es todo, BIM facilita los análisis ambientales y sociales, identificando y mitigando a tiempo posibles conflictos.

Para conseguir romper los viejos esquemas, es importante cambiar la mentalidad de las personas, romper esa barrera de la reticencia y, estar dispuestos a practicar el trabajo colaborativo. ¡Eso implica cambiar necesariamente la forma de hacer las cosas!

No hay BIM sin metodología

La metodología BIM es un sistema de prácticas, técnicas, procedimientos y reglas utilizada para lograr un objetivo. Por lo tanto, nos referimos a un conjunto estructurado de procesos, herramientas y técnicas que permiten la gestión eficaz de la información de un proyecto mediante el trabajo integral entre los miembros del equipo para producir un modelo digital eficiente.

La metodología BIM la podemos dimensionar a grandes rasgos en:

Trabajo colaborativo

BIM cobra sentido cuando el trabajo entre los miembros y entes implicados es estrictamente colaborativo. De allí la relevancia en la gestión de las comunicaciones durante todas las fases del proyecto a través del CDE (Common Data Environment).

En esta fase también interviene el Entorno Común de Datos o CDE, que es un área de colaboración digital, donde se almacena toda la información del proyecto de manera segura, y a la que tienen acceso todos los agentes para hacer revisiones o modificaciones según su rol.

Modelo Digital Computable

Denominamos Modelo Digital a la construcción virtual del edificio con herramientas de creación de contenidos. El resultado de BIM es un modelo computable compuesto por una base de datos gráficos, no gráficos y documentales, correctamente estructurados que se mantiene vivos durante todo el ciclo de vida del proyecto.

Ciclo de vida del proyecto

La metodología BIM contempla desde la planificación hasta la explotación del proyecto. Este ciclo de vida comprende todas las fases que se desprenden de un proyecto, desde la etapa de diseño, pasando por la construcción, control de costes y tiempos hasta llegar a su etapa de operación y mantenimiento.

Procedimientos básicos de la BIM

La metodología BIM se fundamenta en estos tres procedimientos básicos:

  1. Establecer los requisitos de intercambio de información

El promotor del proyecto a través del gestor designado establece los requisitos para el intercambio de información entre las partes involucradas, dando vida a un documento contractual de prelicitación denominado EIR o requisitos de información del cliente también conocido como Exchange Information Requirements según la normativa EN-ISO 19560.

El EIR debe contemplar lo siguiente:

  • Formato de intercambio de datos
  • Plataformas de software
  • Fases del ciclo de vida del proyecto
  • Nivel de información requerida
  • Roles y responsabilidades, entre otros.
  1. Definir un plan de ejecución del proyecto BIM

Se debe levantar un Plan de Gestión del Proyecto BIM (BIM Execution Plan), también conocido como BEP, en el que el equipo multidisciplinario (proyectistas, arquitectos, ingenieros, supervisores, constructores, etc.) deben acordar criterios como estos:

  • Objetivos acordados del proyecto
  • Autoridades
  • Estrategia de obtención de datos de activos existentes
  • Escalas de dibujo
  • Formatos de archivos de intercambio, etc.
  1. Preparar un plan general de intercambio de la información

Definir los protocolos que se utilizarán para el intercambio de datos mediante un documento denominado MIDP o Plan General de Intercambio de la información (Master Information Delivery Plan). Este plan puede estar sometido a modificaciones a lo largo del desarrollo del proyecto y en él se establecerán, entre otras cosas, los siguientes aspectos:

  • Reglas de modelado
  • Matriz de tareas y responsabilidades
  • Criterios de clasificación de objetos y materiales
  • Protocolos del proyecto (coordenadas, unidades, entre otros)
  • Entorno colaborativo de Datos (CDE) así como las reglas de uso

No hay BIM sin compromiso

El compromiso es imprescindible para el éxito de cualquier proyecto y para BIM el compromiso es el motor que mueve milimétricamente los engranajes que lo conforman. La mayoría de los fracasos detectados en la implantación de la metodología BIM se dan por la vulnerabilidad de este punto tan neurálgico para el éxito del proyecto.

Todos los agentes deben ser conscientes de que se necesita un aprendizaje, una adopción rigurosa de tecnología y de procedimientos que ameritan una importante inversión de esfuerzo, tiempo y recursos. Sin embargo, el retorno de esta inversión aunque parezca lenta al principio, permitirá la optimización de todo el proceso de la construcción y en definitiva lo hará mucho más rentable.

Las claves del éxito de un proyecto BIM

No hay dudas de que el principio que debe regir la aplicación efectiva de la metodología BIM, radica en el trabajo colaborativo. Todos los que participan deben prepararse para cambiar la forma tradicional en la que trabajaban y adoptar los cambios necesarios para integrarse en la filosofía BIM.

Por otro lado, también será imperante contar con todos los conocimientos que conllevan la aplicación de una metodología de este calibre, además de la necesaria experiencia.

La industria de la construcción busca la realización de obras y proyectos cada vez más eficientes, económicos y de mayor calidad; con una velocidad mayor y una productividad significativa que sea capaz afrontar la competitividad del mercado. Además de ello, se le suma la necesidad suprema de brindar eficiencia energética, resolver los problemas de espacio e iluminación y adaptarse a las tendencias del mercado o a las demandas de los clientes.

¬ŅQu√© te ha parecido? Comenta!

comments