¿Dónde está el Tíbet?

Existe un lugar en Asia que muchos viajeros han descrito como único e impresionante, ese es el Tíbet, una meseta  ubicada al noreste del Himalaya, al suroeste de China, y se conoce como el “Techo del mundo”, pues se halla a 4.000 metros sobre el nivel del mar, aproximadamente. Sin duda sorprende por la rica cultura que encierra, en la cual se cuenta la historia del budismo.

Meseta del Tíbet en el mapa físico

Para conocer un poco la ubicación de esta meseta te contamos que en el mapa físico, el Tíbet limita  al noroeste con la cordillera Kunlun, que la separa de la cuenca del Tarim, y al noreste con las montañas Qilian, que separa la meseta del desierto de Gobi.

Igualmente, limita al sur con el valle del río Yarlung Tsangpo, que fluye a lo largo del pie del Himalaya, y por la extensa llanura Indogangética. Al este y sureste, la meseta da paso a la montaña de los nacimientos de los ríos Saluin, Mekong y Yangtsé, en la zona occidental de Sichuan. En el oeste está rodeada por la curva de la abrupta cordillera de Karakoram del norte de Cachemira.

Paisajes del Tíbet

Además de esto, el Tíbet cuenta con unos paisajes espectaculares que sin duda dejan enamorado a cualquier viajero, empezando por el hermoso cielo que lo caracteriza, el cual posee un azul único, puro e intenso.

Sus paisajes tienden a desencadenar una paz y una espiritualidad que no vas a experimentar en otro lugar, sus montañas son tan perfectas que los turistas no pierden tiempo para tomarse gran número de fotos.

Entre los sitios más destacados del lugar, está el monasterio de Tashilunpo, el monasterio de Pelko Chode, la fortaleza de Gyantse, el Valle de los Reyes,  el palacio de Yumbu Lhakhang,  y el monasterio de Tandruk. Atracciones que lo dejará atónito, con ganas de visitarlas nuevamente.

¿Cuál es la capital del Tíbet?

Por otro lado, existe un sitio que no puedes dejar por fuera en tu recorrido por el Tíbet, ese es la ciudad de Lhasa, capital de esta región. Considerada durante muchos años como la ciudad más oculta del mundo, pues durante mucho tiempo se mantuvo aislada del exterior, debido a que se encuentra rodeada por las imponentes montañas del Himalaya.

Su nombre quiere decir “Lugar de los Dioses” y se considera el territorio tradicional de los lamas, pues aquí se encuentra Norbulignka, el palacio donde veranearon los distintos Dhalai Lamas. Es un recinto grande a las afueras de la ciudad, que cuenta con lo necesario para vivir y meditar.

También se encuentra el Palacio de Potala, castillo blanco de trece pisos y techo dorado en donde se realizan las ceremonias de los monjes tibetanos. El templo sagrado de Jokhans, es igualmente un atractivo de esta ciudad.

En definitiva, el Tíbet es un lugar espectacular y mágico por sus paisajes y su historia, que sin duda debes visitar en algún momento de tu vida, se sabe que es un poco costoso, pero valdrá la pena el sacrificio.

 

Descarga nuestra app para conocer más lugares para visitar


¿Qué te ha parecido? Comenta!

comments