Donde está la Costa azul

Todo el mundo ha soñado, aunque sea una vez en la vida, con viajar a lugares paradisiacos.

Incluso los más osados, tienen una lista de esos lugares y van marcando con una tilde, cada vez que logran llegar hasta ellos.

En las listas de sitios espectaculares a visitar, seguramente se encuentra la costa azul y sus maravillosas playas.

Si eres una de estas personas, que han visto en libros de turismo, documentales, películas e incluso, la transmisión de algún evento de alcance mundial, de seguro estás consiente de los atractivos de la  Costa Azul y lo más probable es que quieras ir allá.

Pero no todos sabemos cuál es su ubicación, así que por lo pronto, averigüemos dónde está la Costa Azul y qué le ofrece al visitante.

Qué es la costa azul francesa

La mayoría de las personas hablan de la costa azul, para referirse a una playa o una ciudad en específico, pero la verdad es que se trata de un conjunto de localidades, hermosas playas, atardeceres espectaculares y la mejor atención al turista.

La Costa Azul o Riviera Francesa, está constituida por las ciudades ubicadas en el litoral mediterráneo al sureste de Francia, frente al mar Mediterráneo, cuyas costas de aguas azules, bañan las ciudades de Niza, Antibes, Cannes, Grasse, Menton, Monte Carlo, Saint-Tropez  y Vence; por supuesto, también de poblaciones más pequeñas y un conjunto de islas que sirven para el disfrute de los viajeros.

Este maravilloso destino turístico,  posee una de las más modernas estructuras  del mundo, donde el visitante encontrará alojamiento a la medida de sus gustos, desde hoteles cinco estrellas, hasta posadas con calor de hogar, pero todas ofrecen el mejor servicio al turista.

Es probable que cualquier mortal, se cohíba de siquiera pensar en vacacionar en la Riviera Francesa, pero lo que no sabe mucha gente, es que los precios de los hospedajes varían y se adecúan a los bolsillos de todos

Estos paradisíacos parajes, conforman uno de los más afamados centros del turismo mundial,  a donde se dirigen cada verano, numerosas celebridades, actrices y actores de cine; empresarios y supermodelos; jeques, y herederos del jet set;  magnates y personalidades resaltantes en distintos ámbitos; y todo aquel que pueda costear unas lujosas vacaciones.

Sin embargo, a pesar de la fama que tiene la hermosa Costa Azul, de ser un lugar donde sólo pueden acudir los miembros de la realeza y adineradas familias, con un poco de ahorro y planificación, tu también podrás disfrutar de un lugar que te brinda, además de las playas, un sinfín de atractivos.

Mapa de la costa azul en Francia

Qué ciudades forman la costa azul

Como ya te dije, la Costa Azul, está conformada por varias ciudades, conocidas mundialmente por su movida vida nocturna y ambiente festivo; y por    poblaciones costeras, que ofrecen parajes más tranquilos y playas escondidas.

Veamos entonces, de cuáles ciudades estamos hablando:

  • Niza. Muchas personas califican a Niza como la capital de la Costa Azul, debido a que es uno de los destinos de mayor magnetismo para los visitantes y ciertamente, al ser una ciudad que se encuentra en un lugar privilegiado entre playas y montañas, ha sido cuenta con un sol radiante, durante casi todo el año.El hecho de estar ubicada al lado de Italia y ser la puerta de entrada a Europa del Este, ofrece fácil acceso y excelentes vías de comunicación. En Niza, encontrarás un lujoso ambiente veraniego, caracterizado por sus impactantes balnearios, que hacen honor a su fama de lugar para los ricos y famosos, quienes buscan solaz, descanso y recreación, vacacionando sin dejar de lado la vida cosmopolita, a la cual están acostumbrados.
  • Antibes. La hermosa ciudad amurallada de la Costa Azul, es un lugar que te lleva al pasado, con sus antiguos castillos y atracciones culturales a orilla de la playa. Entre sus atractivos más resaltantes, se encuentra el Museo Homenaje a Picasso, ideal para los amantes del arte, donde se expone una amplia selección de las obras del artista; también es conocido por sus pintorescas casas antiguas y por supuesto sus playas.
  • Cannes. Formada por más de diecinueve kilómetros cuadrados de diversión, sol, playas y lujo. La ciudad es ámpliamente conocida en el mundo entero por ser sede del festival de cine más influyente de la industria, el cual se celebra cada año a mediados de mayo y atrae la atención, donde las películas compiten entre sí por una serie de premios, siendo el de mayor prestigio La Palma de Oro y  debido a su exposición en los más importantes medios de comunicación y la asistencia de grandes luminarias del cine mundial. El derroche de lujo y abundancia, durante el festival, se debe a la presencia de poderosos patrocinantes en el evento.
  • Grasse. Ciudad adorada, especialmente por aquellos amantes de los sitios históricos, como castillos, palacios y catedrales, los cuales podrás encontrar en el casco histórico de la ciudad. En Grasse, puedes encontrar hoteles que te ofrece acceso directo a la playa, vistas espectaculares, bares a la orilla del mar y arenas finas y suaves que te invitan a tomar el sol. Mención aparte, merece la industria de la perfumería en la ciudad, con la cual podrás deleitar tus sentidos y consentirte un poco.  Es tan fuerte la presencia de los maestros perfumeros en la zona, que allí mismo, podrás visitar el Museo Internacional de la Perfumería.
  • Menton. Un pintoresco excelentemente  bien estructurado pueblo, que más bien parece una campiña llega de vegetación y naturaleza, que seguramente te enamorará a primera vista. Obviamente que las playas, los hoteles y yates, no se dejan robar el protagonismo por las caminerías y  maravillosas edificaciones, construidas con gran influencia italiana, ya que se encuentra en la frontera con Italia, más bien ambos ambientes convergen en la más espectacular simbiosis. Llama la atención que Menton es visitada asiduamente por los amantes de los juegos de azar, pues en esta población se encuentra un discreto casino a orillas del mar, que le garantiza a los jugadores, la mayor privacidad.
  • Mónaco. Hablamos del segundo país más pequeño de Europa, el Principado de Mónaco, cuya historia, ubicación y acervo cultural, los convierten en parte de la gran Riviera Francesa. Es el lujo y la elegancia concentrado en 2,02 kilómetros cuadrados, donde no todo es playa y arena. Uno de los atractivos, que ha contribuido a la reputación mundial del principado, es el juego, siendo Montecarlo, su capital, un prestigioso centro que ofrece a sus visitantes, un amplio abanico de casinos, destinados a satisfacer los màs exigentes gustos en este sentido.
  • Saint-Tropez. Así como el resto de los afamadas ciudades costeras de la Costa Azul, en Saint Tropez nos encontramos con gran ostentación y lujo, donde resalta una estructura cuidadosamente diseñada para la lujosa estadía del viajero. Saint Tropez, ofrece el atractivo  de un pueblo pesquero y el cosmopolita desarrollo de una ciudad turística desarrollada a orillas  del mar.

Cuáles son las mejores playas de la costa azul

Al hablar de la Costa Azul, inmediatamente nos imaginamos grandes complejos turísticos y lujosos hoteles, llenos de comodidades y con atractivos impresionantes dirigidos a mantener a gusto a cada cliente que en ellos se hospeda.

Sin embargo, también existen numerosas playas públicas y privadas, en la costa que se extiende desde  Marsella hasta Mónaco, a las cuales se puede acceder fácilmente y disfrutar del sol, la arena, las palmeras y los deportes acuáticos,  para niños y adultos.

Las playas preferidas por los turistas y los locales, son:

  • Calanques d’en-vau. Se encuentra muy cerca de la zona este de Marsella, la localidad de Cassis y se caracteriza por ser destino de celebridades, debido a la privacidad que ofrece, pues sólo se puede acceder a ella a ella a través un camino rupestre o en embarcaciones, que dan paso a sus aguas transparentes y hermosas
  • Plage des Anglais. Ubicada en el municipio de San Rafael, es una playa casi escondida, alfombrada por unas atractivas piedras rojas que le dan un maravilloso color a su orilla. Si te gusta la aventura de nadar en aguas no tan serenas o practicar buceo, esta playa es para ti.
  • Plage de l’estagnol. Puedes llegar a esta playa, desde el pueblo Bormes-les-Mimosas y disfrutar de una serena laguna, donde la paz y serenidad se apoderarán de tus vacaciones.  Es la preferida por quienes viajan con niños, pues en este lugar, encontrarás diversión y servicios para el grupo familiar.
  • Plage des Cigales. En esta playa converge vegetación montañosa con imponentes árboles de pino y el sol veraniego de la costa.  Sus aguas turquesas atraen a gran cantidad de visitantes durante el verano y los servicios de alquiler de silla y sombrillas son accesibles para todos. También la infraestructura, ha sido pensada para proveer de alimentación e hidratación a todos quienes allí se dirigen. 
  • Playa Mala en Cap d’ail, Arena, sol, aguas cristalinas y como si fuera poco, hermosos acantilados. Por estas características, es sumamente popular y en temporada alta, es bastante probable que no consigas alojamiento, sin antes haber reservado, a pesar de ser una playa aislada. Sus bancos de algas, son considerados una maravilla para el el buceo.
  • Garoupe en Antibes. Maravillosa playa ubicada en un escondido rincón, que invita a disfrutar de sus aguas transparentes y fina arena. Allí podrás disfrutar de la serenidad, rodeado de la vegetación. Otro beneficio que ofrece es un amplio aparcamiento de coches, completamente gratuito, desde donde llegas a la playa dando unos pocos pasos.

Que ver en la Costa Azul

La Costa Azul es un compendio de lugares atractivos y espectaculares monumentos naturales para el viajero curioso y ávido de nuevas experiencias.

Además de playas hermosas, de las cuales ya hablamos anteriormente, en las distintas ciudades y pueblos que conforman la región, podrás encontrar diferentes actividades y cosas que ver.

Puedes ver las plantaciones de laurel, eucalipto, mediante interesantes excursiones,  donde podrás disfrutar de la naturaleza, al igual que los distintos pueblos que esperan a los visitantes, llenos de calles y plazas exquisitamente bien dispuestos.

Museos, castilletes, impresionantes complejos urbanísticos, lujosos hoteles y grandes yates, también hacen un maravilloso destino para observar y disfrutar.

Los paseos a la orilla del mar y la vista de bellos atardeceres, son la delicia de propios y extraños en la Riviera francesa.

Mención aparte, merecen los restaurantes diseminados por toda la región, donde podrás disfrutar de la más exquisita gastronomía mediterránea, platos autóctonos de cada ciudad y pueblo. Allí encontrarás una amplia oferta para todos los gustos y todos los presupuestos, ya sea a orilla de la playa, en los tradicionales pueblos o en lujosos restaurantes.

Atrévete, visita la Costa Azul francesa y nunca te arrepentirás.

 

Descarga nuestra app para conocer más lugares para visitar


¿Qué te ha parecido? Comenta!

comments