¿Cuánto se suele pagar de gas?

Actualmente, ahorrar en la facturación de los servicios básicos del hogar es una prioridad. De cara a la llegada de la temporada álgida, la preocupación se dirige mayormente hacia el consumo de gas natural ¿cómo saber si el nuestro está dentro de la media general? Descubre la respuesta   

¿Cuál es el consumo medio de gas natural de una vivienda española?

Al igual que en muchos otros países europeos, el consumo medio de gas varía en de acuerdo a parámetros claros asociados a las condiciones del inmueble y el uso dado por sus integrantes; entre los factores más importantes sobresalen:

  • Clase de vivienda, si se trata de un piso o de un inmueble unifamiliar
  • Dimensiones de la vivienda y tipo de equipamiento de gas instalado
  • Ubicación geográfica y grado de eficiencia energética del inmueble
  • Cantidad de integrantes que conforman el núcleo familiar y sus hábitos de consumo.

Sin embargo, en el 2019 el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA) ofreció un informe denominado Spahousec II, mismo que resulta del análisis estadístico acerca del consumo de gas natural en las viviendas españolas.

De acuerdo a este, existe un factor elemental que determina el consumo: la disponibilidad o no de calefacción individual a gas natural. El estudio asegura que por media, el consumo del suministro sin calefacción –utilizado sólo para el agua caliente sanitaria y cocina– es de 2.956 kWh anuales.

Dicha cifra se eleva considerablemente cuando adicional a los usos expuestos, agregamos la demanda del suministro por concepto de calefacción, llegando a alcanzar los 7.921 kWh anuales.

Distribución del consumo medio de gas natural de acuerdo al equipamiento

Otro de los datos puntuales arrojados por el estudio, es el de conocer de qué forma es consumido el suministro, más allá de simplemente ofrecer cuánto se suele pagar de gas. Las estadísticas no mienten, estos son los elementos que más consumen en una vivienda, enumerados de menor a mayor:

  • Cocina, representando un 4,7% del porcentaje total de consumo
  • Agua caliente sanitaria, corresponde al 38,2% de la facturación
  • Calefacción, consume el 57,1% de suministro.

Tomando en cuenta que el consumo se ve igualmente afectado por la zona geográfica donde se sitúe el suministro  –y la utilización que hacemos de este– entendemos que los porcentajes expuestos corresponden a una media general.

Para entenderlo mejor, tomamos el ejemple de un hogar en el que el gas natural solo sea utilizado en la cocina y el ACS, en este caso, la distribución de suministro vendría dado de la siguiente forma:

  • 80,7% del consumo medio para el agua caliente
  • 19,3% de los kWh totales para las cocinas equipadas con gas.

Distribución del consumo medio de gas natural de acuerdo al área de localización del suministro

Uno de los aspectos que más modifica el consumo medio de gas natural en España corresponde a la ubicación del suministro en las tres zonas geográficas entre las que se divide el territorio nacional, haciendo que difiera de manera sustancial.

Nunca será igual el consumo de dos hogares con calefacción, que tengan la misma cantidad de habitantes y hábitos parecidos, si uno se localiza a orillas del mediterráneo y el otro en la sierra de Madrid, por decir algún ejemplo.

La distribución del consumo  medio de gas natural por zonas queda de la siguiente manera:

  • Zona Atlántico: 789 kWh, 2.868 kWh y 1.790 kWh para calefacción, ACS y cocina respectivamente.
  • Zona Continental:672 kWh, 3.403 kWh y 1.087 kWhh para calefacción, ACS y cocina respectivamente.
  • Zona Mediterránea: 372 kWh, 2.756 kWh y 775 kWh para calefacción, ACS y cocina respectivamente.

Distribución del consumo medio de gas natural de acuerdo al tipo de vivienda

El siguiente factor determinante a la hora de establecer el consumo medio de gas natural son las características de la vivienda; el tipo de inmueble impacta directamente en el gasto mensual del suministro por lo que serán muy diferentes los consumos de un hogar unifamiliar, respecto a un piso.

El estudio del IDAE es claro al respecto, dejando el cálculo del consumo medio distribuido de la siguiente forma:

  • Piso: 4.171 kWh 2.901, kWh y 941 kWh para calefacción, ACS y cocina respectivamente.
  • Casa: 6.950 kWh, 4.649 kWh y 982 kWh para calefacción, ACS y cocina respectivamente.

¿Cuál es el gasto medio de gas natural por mes en hogares con calefacción individual?

Tomando base en las premisas antes expuestas, es más sencillo determinar cuánto suelen pagar mensualmente los españoles cuyas viviendas presentan las siguientes características:

  • Tipo de inmueble: piso de 104 m2 con par de fachadas exteriores.
  • Núcleo familiar: 3 integrantes
  • Uso del suministro: calefacción individual, cocina y agua sanitaria.
  • Zona de localización: Madrid – área continental.
  • Horario de mayor consumo: noches y fines de semana.
  • Tarifa de gas natural: TUR RL. 2.

En Internet conseguimos herramientas online que facilitan el cálculo de consumo, mismas que únicamente con introducir los datos antes enumerados, cuantifican de manera instantánea el gasto anual del usuario.  Para este ejemplo el importe alcanza los 13.542 kWh al año.

Considerando que la facturación del servicio es emitida cada dos meses, el resultado tendrá que dividirse entre 6 para determinar la suma a pagar, dando como resultado 2.257 kWh por factura.

Consumo de gas natural durante los 4 meses del invierno

Al momento de determinar cuánto se suele pagar de gas existen dos elementos que debemos tener en cuenta: el término fijo y el término variable. El primero corresponde al importe que debemos paga sólo por tener una instalación en casa sin distingo del consumo, ya que este corresponde al segundo.

El problema con estos costes, es que solo sirven de media general y orientativa, pues el consumo del suministro difiere a lo largo de los meses del año, siendo durante el invierno cuando más se eleva.

De acuerdo a las estimaciones del IDAE el porcentaje de cada mes en la temporada álgida para inmuebles que incluyen calefacción individual a gas natural son:    

Zona Atlántica

  • Diciembre: piso 13%, casa 12%
  • Enero: piso 15%, casa 16%
  • Febrero: piso 16%, casa 15%
  • Marzo: piso 14%, casa 17%

Zona Continental:

  • Diciembre: piso 18%, casa 19%
  • Enero: piso 17%, casa 16%
  • Febrero: piso 15%, casa 16%
  • Marzo: piso 14%, casa 15%

Zona Mediterránea:

  • Diciembre: piso 20%, casa 23%
  • Enero: piso 18%, casa 16%
  • Febrero: piso 15%, casa 14%
  • Marzo: piso 12%, casa 15%

Retomando el ejemplo anterior, y tomando en consideración los porcentajes planteados de acuerdo a la zona geográfica, el consumo anual de dicho inmueble por gasto medio mensual de gas es de 13.542 kWh al año.

En función de ello, el gasto medio de gas natural en invierno se separa en dos periodos: el primero entre Diciembre y Enero, teniendo un consumo del 34% y el segundo, de Febrero a Marzo, cuyo consumo es del 29%, ascendiendo el importe a 213,29 € y 184,38 € respectivamente.

Concluyendo, durante los meses de invierno se consume más de la mitad del gas natural de todo el año, haciendo que el consumo del suministro en calefacción ronde el 70% de total.

¿Cuál es el gasto medio de gas natural por mes en hogares sin calefacción individual?

Establecer el consumo medio de un inmueble donde el sistema de calefacción es eléctrico requiere tomar en cuenta los mismos parámetros; para entenderlo mejor, volvemos a crear un escenario ficticio con las siguientes especificaciones:

  • Tipo de inmueble: piso de 104 m2 con par de fachadas exteriores.
  • Núcleo familiar: 3 integrantes
  • Uso del suministro: cocina y agua sanitaria.
  • Zona de localización: Madrid – área continental.
  • Horario de mayor consumo: noches y fines de semana.
  • Tarifa de gas natural: TUR RL. 1.

Utilizando nuevamente la herramienta de cálculo online, tendremos que el consumo del inmueble es de 4.276 kWh por año. A diferencia del ejemplo anterior –y debido a que el consumo anual no supera los 5.000 kWh– obtener el gasto anual y por periodo de facturación requiere el uso de la TUR RL. 1.

El importe a pagar por esta vivienda es de 8,52 € y 35,32 € de Término Fijo y Término variable respectivamente, para un total de 43,84 € sin incluir IVA. Ahora bien de media anual el importe alcanza los 51,12 € y 212,09 €, totalizando el gasto en los 263,20 € también desconsiderando los impuestos.

Cabe enfatizar, que si bien este tipo de usuarios no notarán diferencia alguna en su consumo entre los meses de verano e invierno,  evidentemente no consumirán la misma cantidad de kWh en cada periodo de facturación.

Pasos para calcular el precio del gas en la factura

Como comentamos arriba, el coste del suministro corresponde a la suma de dos conceptos que componen la tarifa de gas natural contratada, mismos que se encuentran especificados en la factura y de los cuales uno, dependen de forma directa de los hábitos de consumo de los usuarios:

  • Término fijo: corresponde al importe que, como lo elude su nombre, se mantiene estable en la facturación, es decir, tendremos que pagarlo sin distingo de hacer o no uso del gas natural, pues se deriva simplemente de contar con una instalación en el inmueble.
  • Término variable: expresa el precio de cada kWh que realizamos durante el tiempo por el cual se extienda el periodo de facturación; debido a que el contador del servicio registra m2 del suministro conforme lo factura, conocer su valor requiere el uso del factor de conversión del gas.

El proceso de calcular el término variable es realizado por Enagás, a través de una fórmula matemática en la que cada metro cubico corresponde a un Poder Calorífico Superior (PCS) de 11,70 kW, equivalencia que difiere entre una zona geográfica y otra en la que se encuentre el suministro.

Adicional a los términos mencionados, en la facturación del servicio de gas natural entran en juego otros conceptos, estos son:

  • Impuesto de hidrocarburos: aplicando 0,00234 € a cada kWh consumido, es el impuesto que como consumidores del suministro estamos obligados a pagar.
  • Alquiler del contador: pudiendo ser de 0,58 € o 0,61 € al mes –dependiendo del tipo de equipo instalado– es el coste por concepto de arriendo un contador de gas.
  • IVA: impuesto al valor agregado que en el caso del gas, es de 21%.

Trucos o recomendaciones para disminuir el gasto de gas natural en el hogar

Adicional a la contratación de una compañía de gas económica, disminuir el importe de la facturación del suministro requiere la puesta en marcha de ciertas pautas elementales; a continuación las más sobresalientes de acuerdo al uso dado a la fuente de energía:

Reducir gastos en calefacción

Cuando tenemos calefacción a gas, la clave en la disminución de gastos es mantener constante la temperatura entre los 19ºC y los 21ºC siempre que estemos en casa, pues al salir –igual que durante la noche– conviene regularla entre un 15% a 17& menos. Adicional a ello conviene:

  • Apagar la calefacción en el supuesto de pretender pasar mucho tiempo fuera de la vivienda.
  • Evitar cubrir u obstruir los radiadores
  • Instalar un termostato programable
  • Limitar el uso del sistema a las estancias que suelen utilizarse
  • Minimizar las fugas de calor usando persianas o cortinas aislantes, y bajándolas cuando anochezca.
  • Ventilar el inmueble solo 10 minutos, y preferiblemente durante la mañana, la idea es renovar el aire sin comprometer el calor generado.

Reducir gastos en agua caliente

Exceptuando que nuestra caldera integre un diferenciador de agua con el que podamos establecer una temperatura para la calefacción y otra para agua corriente, debemos situarla entre los 50º a 55º, ya que de existir el dispositivo, ajustaremos 45º para el agua corriente y 55º para calefacción. Adicionalmente:

  • Tomar una ducha en lugar de bañarnos
  • Cerrar los grifos en desuso
  • Utilizar en la medida de las posibilidades, el programa de agua fría de la lavadora.

Reducir gastos en cocinas de gas

Finalmente, pero no menos importante, podemos reducir costos en la facturación de gas con las siguientes medidas al hacer uso de la cocina:

  • Aprovechar el calor residual para terminar de cocinar los alimentos
  • Acelerar la máxima temperatura tapando las ollas mientras cocinamos, medida que además disminuye el tiempo de cocción.
  • Procurar no abrir el horno durante el proceso de cocción a fin de evitar perder el calor.

Medidas adicionales para maximizar el ahorro en las facturas de gas natural

Cuando se trata de ahorro, ningún consejo está demás por lo que sumados a las anteriores medidas a emplear que pueden suponer reducción de costes en la facturación de gas, tenemos:

  • Seleccionar la tarifa adecuada: una de las ventajas de vivir en España es la diversidad, no solo de comercializadoras que ofrecen gas natural sino de tarifas, de ahí que antes de tomar la decisión final, conviene tomarnos el tiempo de comparar las ofertas considerando precio y prestaciones.
  • Verificar los servicios añadidos: es común que el contrato ofrecido por las comercializadores incluyan servicios de mantenimientos opcionales, ocasionalmente, algunos de ellos son innecesarios; prescindir de ellos puede llegar a suponer un ahorro de hasta 30 euros al año en la factura.
  • Cambiar a equipos eficientes: el reemplazo de una caldera atmosférica o de tiro forzado, por un modelo de condensación incrementa la eficiencia del sistema completo, acarreando el respectivo ahorro de energía y de dinero.
  • Probar alternativas sustentables: actualmente, el gas natural representa apenas una de las opciones; muestra de ello es la aerotermia, sistema aerotérmico cuyo funcionamiento se basa en el uso de energía ambiental, revistiendo tanto un gran ahorro energético como una colaboración con el medio ambiente.

Recuerda, aunque existe una tarifa fija, lo que pagas en tu facturación es consecuencia directa de tus hábitos de consumo –y de los que cohabitan en el hogar– poner en marcha una estrategia que incluya las pautas ofrecidas, es garantía de una reducción considerable del importe. No pasará demasiado tiempo, antes que te sorprendas con los resultados.

¿Qué te ha parecido? Comenta!

comments