¬ŅQu√© secadora seca m√°s r√°pido?

Compara una secadora no es decisión que deba tomarse a la ligera, a fin de cuentas, figura entre los electrodomésticos de mayor consumo energético. Por media, sabemos que las de condensación o con bomba de calor son las que menos consumen, pero sabes Cuáles ofrecen más rapidez en el secado? 

Tipos de secadoras

Clasificación energética, capacidad, marca, facilidad de instalación y precio, son algunos de los puntos clave a considerar al momento de adquirir una secadora. Sin embargo, para muchos resulta más crucial la rapidez que el equipo ofrezca en el secado, relacionando el aspecto con el rendimiento del producto.

Debido a que cada tipo tiene sus propias funcionalidades asegurar que una secadora seca más rápido que otra es un error, en el parámetro hace peso diversos factores dejando la respuesta en el conocimiento claro de cómo funciona cada tipología.

Secadoras de evacuación

Corresponde al modelo más fácil e importante del segmento, debido a que sus resistencias eléctricas calientan el aire del ambiente para llevarlo al tambor donde seca la ropa y expulsarlo mediante un tubo a la salida del hogar, por ejemplo una ventana.

Secadoras de condensación

Mantiene el funcionamiento de las secadoras de evacuación, discrepando de ellas en que el residual no es expulsado mediante un tubo al exterior, sino que la humedad generada es depositada en una bandeja.

Secadora de bomba de calor

De más reciente ingreso al segmento, el funcionamiento de este tipo de secadoras se basa en el calentamiento de la ropa mojada, guardando similitud con un deshumidificador, por lo que su eficiencia es tres veces mayor que las precedentes, teniendo en contra un precio algo más elevado.

¿Cuál tipo de secadora seca más rápido?

Además de su gran eficiencia, las secadoras con bomba de calor se distinguen por ofrecer ciclos de secados más pausados, pero al no alcanzar temperaturas tan altas como las que integran resistencias, puede considerarse que las de evacuación secan más rápido.

El problema con la aseveración está en que la respuesta no reside únicamente en la temperatura, otros criterios ejerce también influencia, como es el caso de:

Capacidad de carga

Hablamos de le los kilogramos de carga que el electrodoméstico es capaz de secar en óptimo funcionamiento por cada colada; generalmente, oscila entre los 6 a 9 kg, determinando a su vez la dimensión del producto.

  • Hasta 7 kg: son secadoras indicadas para parejas o familias pequeñas que requieren secar ropa y prendas de vestir, siendo inadecuado el secado de cojines o toallas de forma conjunta.
  • De 8 kg: corresponde a la capacidad de carga más estándar, su tamaño es promedio y la eficiencia se igual en el secado de ropa, toallas, sabanas y almohadas.
  • Mayor a 8 kg de carga: cubriendo los distintos géneros de ropa, piezas u otros productos, es ideal en hogares con más de 4 personas; su gran dimensión ofrece la ventaja adicional de no necesitar un uso frecuente.

Tipos de consumo

La capacidad de carga no solo determina las dimensiones de la secadora, también su consumo energético; siendo los modelos de 8 kg los más habituales, según su tipo el promedio de gasto de energía es de:

  • Secadoras de evacuación: 4,8 kWh.
  • Secadora de condensación: 4.2 kWh.
  • Secadoras de bomba de calor: 2,2 kWh.

De acuerdo a ello, resulta evidente la notoria diferencia de consumo entre las secadoras de evacuación y las de bomba con calor, haciendo que la eficiencia energética se convierta en un factor decisivo más importante que la rapidez de secado.

El uso de la secadora supone un considerable impacto sobre la factura de la electricidad, por lo que será aconsejable verificar la clasificación energética antes de elegir un modelo. Si bien las de eficiencia A+++ son las más costosas, el ahorro de energía termina compensando la inversión.

Programas y funciones

La mayor parte de los modelos de secadoras actuales que prometen rápido secado, se dotan de un amplio abanico de programas para elegir, equipándose de tambores suaves especialmente pensados para el manejo cuidadoso de prendas delicadas.

No está demás considerar igualmente el nivel de ruido de la secadora, en su mayoría, la potencia sonora alcanza los 65 dB, pero algunos modelos se equipan de paneles que amortiguan el sonido.

En definitiva, lo hasta ahora expuesto deja claro que más que preocuparnos por lo rápido que trabaje una secadora, conviene prestar atención a la eficiencia energética, si bien hablamos de electrodomésticos más costosos, el gasto en energía será menor así como las posibilidades de necesitar un reemplazo.

¬ŅQu√© te ha parecido? Comenta!

comments